Pancakes

A veces ocurre que hasta viajar cansa, no el mismo hecho en sí, que a mi conocer nuevos sitios nunca dejará de fascinarme, pero tanto caminar y moverte de un lado a otro ( y deshacer la mochila una y otra vez) sí.
Así que después de caminar por Abel Tasman decidí tomarme un día( 2 noches) de relax, bueno fue un poco impuesto porque para no variar no había bus jajaja, pero estaba tan matada que no me vino mal.
Tras dormir plácidamente e intentar sin mucho éxito planear algunos detalle de lo que me quedaba de viaje, me tocó escribir a british para que me cambiaran el vuelo para un par de días después de lo previsto para poder volver a auckland para cogerlo.
Tanto stress transportil me tiene frita, así que me fui a la playa.
6 km después caminando ( qué raro, no había bus) y un poco más quemada allí llegué( el agujero de la capa de ozono por aquí es del tamaño de un campo de football por lo menos así que el bloqueador solar mucho no hace).

Vista de la isla Haulashore desde el puerto de Nelson

En la playa aguanté bien poco así que caminata de vuelta y decidí salir a correr. Pese a que estaba muerta al final resultó lo mejor del día, porque sin quererlo acabé viendo todo lo que había que visitar en Nelson sin quererlo y quemé unos gramos sin quererlo.

Según iba por el río, me encontré un desvío y tras una cuesta que se parecía peligrosamente a la de la carrera de las contiendas de Valladolid( que por supuesto acabé subiendo caminando) llegué al “ Centre of Nz” desde donde se veía toda la ciudad.A la vuelta vi también el jardín botánico y otros cuantos jardines más y sin comerlo ni beberlo acabé turisteando de nuevo.

panorámica de Nelson desde el centre of NZ
Vista desde CEnter of NZ 

Paseo por el rio Maitai

Al día siguiente por fin tenía bus por fin  y me iba a Punakaiki a las 7 y como tuve serios problemas con la lavadora me tocó irme de empalmada jajaja.Y tras 5 horas de bus para recorrer 200 km, llegamos.
En Punakaiki no hay NADA y cuando digo nada es literal. Lo “ importante” son las Pancake Rocks” y aparte de eso hay 2 hostels y el pancakes café que hace las veces de estación de buses y ya.Normalmente la la gente hace una paradita a verlas y sigue el viaje, pero con esta maravilla de combinación de buses, el siguiente era un día después, así que tocaba dormir allí.
Lleguè a las 11:40 y lo que yo no sabía( lo comprobaría al día siguiente) los buses son como tours organizados y van parando paraque la gente vea cosas, así que el autobús en el wue yo iba montada yque seguía a los glaciares ( mi siguiente parada) bajó a todo el autobús para que vieran las pancakes, con lo que podía haberme ahorrado la noche allí .
Al final el “ moridero” estuvo bien, porque dormía en la misma playa y aunque diluviaba al llegar, acabó despejándose y tuve sol( un bien preciadísimo en este país).
Por hacer algo, tocó lo de todos los días, caminar por un parque natural ( al principio hace gracia pero ya me tiene un poco frita). Lo bueno fue que como aquí no para ni Rita, no me encontré con 200 alemanes por metro cuadrado, como pasa siempre, y tuve todo el parque para mi solta( bueno casi, porque es imposible no encontrarse un alemán en un país en el que hay más que kiwis)
En total son 3 horas de caminata circular que terminan al lado de las “ pancakes”así que ya aproveché y las vi, además con marea alta, que es cuando se supone que son más bonitas. Sí estaba chulo, pero tampoco justifica la parada, vamos que de momento no he visto nada en Naueva ZElanda que me quite el hipo….
Y al final lo mejor no fueron las pancakes sino despertarme viendo amanecer en la playa desde la cama y salir a correr antes de marcharme , vamos, cosas que puedo hacer en España y para las que me ahorraría el día y medio de viaje jajajaja.
Siguiente bus y parada serán los glaciares ( ya los reservé todos el día que conseguí salir de NELSON, porque la cosa pintaba mal y no quería  extender de nuevo mi estancia aquí), esperemos que la cosa mejore según vaya hacia el sur.

En En parque Nacional de POrorari

Casi sola 

Pancake Rocks 

Vistas desde el punakaikibeach hostel 

Deja un comentario