Great barrier reef

Tras darle muchas vueltas y pensar si hacía la costa este de sur a norte( como era la idea) incluso considerar pasar e irme a Bali por la incesantes lluvias en la costa australiana, decidí volar a Cairns desde Melbourne, para ir a ver la gran barrera de coral y hacer tiempo a ver si dejaba de llover en el sur.
Llegué a Carnes , donde me recibió un calor pegachento muy típico de clima tropical y que sumado a que iba sin dormir ( porque salimos y directa con toda la papa me fui al aropuerto) casi hacía que me desmayase…
Traté de dar una vuelta por el “ pueblo” pero yo en otra vida debí de ser caribeña porque no funciono con calor jajaja, así que poco hice porque además en Carnes ni puedes ir a la playa porque hay cocodrilos y medusas a cientos, así que la juerga local está en ir a una laguna arrificial que hace las veces de “ playa” local ante la imposibilidad de ir a la de verdad.

Lagoon de Cairns
La única razón para ir a Cairns es que desde ahí salen los barcos a la gran barrera de coral, así que al día siguiente a las 7:30 cogí el mio.
Hice snorkel en un par de spots del arrecife y bucee con bombona por primera vez en mi vida. He de decir que ambas cosas me encantaron, y eso que el snorkel otras veces me pareció un soberano tostón, pero por algo the great barrier reef es una de las maravillas del mundo, porque es impresionante. No solo por la gran diversidad de fauna,miles de peces de colores y hasta tiburones te pasan al lado,sino que el fondo marino y los corales son una pasada. No tengo fotos, porque como soy poco tecnológica, a falta de gopro compré una cámara “ acuática” de las de antaño y aún no he podido revelar las fotos.
De Cairns iba al archipiélago de Whitsundays, pero como tengo un pase de bus hop and off( que me permite subirme y bajarme tantas veces como quiera en el recorrido) me paré un par de días en Magnetic Island.
La isla es el primer lugar en el que James Cook tocó tierra cuando llegó a Australia desde Inglaterra, y es bonita pero totalmente prescindible, porque además como he ido descubriendo después, como es habitual en toda la costa Ustraliana, no puedes bañarte por riesgo de medusas súper venenosas.
Lo mejor de la isla fue que alquilé un coche y me recorrí la isla entera( que es enana), así que ya me siento súper mayor por haber conducido por la izquierda y no haberla preparado jajjajaa. Definitivamente Nueva Zelanda la tenía que haber recorrido en coche.
Y Magnetic Island sin más, tiene playas bonitas pero sin más, porque note puedes bañar por peligro de medusas mortales y no solo eso, hay cocodrilos! Yo que soy una empanada no sabía de la existencia de ningunos de los dos, y menos mal que cuando me iba a meter en el agua apareció una inglesa y me aviso de que había un cocodrilo( que después vi)porque sino sí que habría generado contenido para el blog cuando hubiera salido en las noticias del día siguiente como salió uno al que se lo habían comido enterito.

La carretera estaba ” elegante”

Peligro de medutsas 

West point

La última parada en la Gran Barrera de Coral,Airlie Beach( que no vale nada y está lleno de hoolligans ingleses borrachos) pero desde donde se coge el barco al archipiélago de Whitsundays.
Y Whitsundays sí que es impresionante, lo mejor de Australia hasta ahora ( y dudo que en la semana que me queda haya algo que lo supere).
Pasé dos días y una noche a bordo de un pequeño velero y en resumen fue un finde de 10.
Las islas muy bonitas, hicimos snorkel ( aunque los corales están muy pelados y nada que ver con Cairns)y estuvimos unas horas en Whitehaven, nombrada como una de las 3 mejores playas del mundo y como muestra dejo una foto. La arena es más blanca que la del caribe, no quema ( porque es de sílice) el agua es de un azul increible, pero( sí hayun pero) el agua está como babas de caliente y hay que bañarse con burkini por el riesgo de medusas.Pero con burkini y todo la playa es espectacular 
Además en el barco no solo había backpackers borrachos ( de los que empiezo a estar un poco frita)  sino que coincidí con unas argentinas, chilenas e ingleses muy buena onda. 
El tiempo acompañó y pude disfrutar dela puesta de sol mientras navegábamos,tomar unas cuantas copas de vino australiano (que es casi tan bueno como el ribera) y dormir en cubierta bajo las estrellas para despertarme  al amanecer con los primeros rayos de sol ( auque no me despertase es sí por la luz sino del dolor de espalda porque la tenía como un acordeón de dormir en el suelo jajaja).
Como remate a un finde estupendo, al llegar, salimos un rato por Airlie Beach, que para mi fue un poco como el Lloret de Mar australiano, pero comk es verdad que no es el sitio sino la gente, con buena compañía fue muy divertido.
Para terminar, he de decir que éseno fue el remate de verdad, porque la mañana siguiente antes de coger el bus a Rainbow Beach, hice paracaidismo.
Y aunque casi me da un infarto , y nunca mejor dicho, cuando abrieron la puerta de la avioneta para tirarnos, la experiencia me encantó!Repito seguro!
Como conclusión final puedo decir que La “ Great Barrier Reef” ha sido una sucesión de paradas en el viaje, cargadas de primeras veces y cada cual mejor a la anterior.

Deja un comentario