Arequipa

Llegamos a Arequipa a las 4:30 y de ahí nos dirijimos al hostel Vallecito Backpackers que yo tenía reservado para dos días en Arequipa.

Esteban, el colombiano que había conocido en el lago Titikaka seguía hacia Huacachina en bus nocturno, pero decició acoplarse a mi plan y pasar el día en Arequipa, que pilla de camino a Huacachina.

La dueña del hostel, Silvia, es un verdadero encanto, pese a despertarla a esas intempestivas horas, nos dejó guardar el equipaje, arreglarnos y nos dió unos tips sobre lo que podíamos hacer.

Nuestra intención era hacer un walking free tourque nos habían recomendado y  que salía a las 10 de la mañana, cerca de la plaza de armas.
Tras hacer tiempo ( que yo aproveche para subir una entrada, ya que  sigo siendo una cateta tecnológica y me cuesta)y esperar a que “ pusieran las calles” y amaneciese, nos fuimos a desayunar.

Plaza de armas de Arequipa

 

Dimos unas vueltas y nos unimos al tour, que sale de la calle Santa Catalina 204.
He de decir que es bastante bueno tal y como me habían comentado y fue muy ameno.
Además de explicarnos aspectos arquitectónicos de la plaza de armas, la catedral, la Iglesia de los jesuítas y Santa Catalina, fuimos al mercado central, que es un compendio de puestos que vende desde carne y verduras hasta hierbas “ mágicas” y productos de lo más variopinto ( ver foto a modo de explicación gráfica). Allí probamos un riquísimo queso helado de “doña Rosa”y terminamos con una degustación de pisco sour.
Queso helado DÑa ROsa

 

Después del tour decidimos ir a una de las famosas picanterías a probar la comida típica. Nos decantamos por la “ Mundial” y pedimos el menú que consistía en chicharrón de cerdo( torrezno frito) rocoto( pimiento picante relleno de carne y cordero supuestamente… y digo supuestamente porque estaba de un color azul cianótico y tenía tal consistencia gelatinosa, que ni nos atrevimos a probarlo… yo me esperaba un rico lechazo como el de Valladolor, y claro, nada que ver…
Rematamos la comida con un chupito de anisado, bastante parecido a lo wue me tocaba beber cuando salía en Colombia…. No sé como podía
Si bien estaba bueno, he comido mucho mejor y más barato en puestos y mercados.
Ya nos dijo la guía que las picanterías era medio de lujo ( nos costó 50 soles, que al cambio son unos 15 euros), que si bien para mi es muy barato viniendo de España, en la mayoría de restaurantes populares y mercados, se encuentran menús riquísimos por 8 soles( 2, 3 euros). Eso sí no espereis restaurantes monos de esos a los que me lleva mi hermana, que muy bonitos y de moda( aunque te toca recenar al salir) porque suelen ser sitios bien feítos y en los que posiblemente en España no entraría…
Pero las condiciones higiénicas tienen que ser medio aceptables, porque he de decir que con todo lo “ temeraria” que estoy siendo y lo pupas que soy sigo sin haberme puesto ni un poco enferma….( toquemos madera).
Esteban se marchó  por la noche y yo me quedaba otro día más a descansa, pese a que Arequipa se ve de sobra en un día, estaba matada de los madrugones y luego me iba a hacer un trekking 2 días.
Mi segundo día en Arequipa fue de lo más tranquilo. Lo más reseñable fue enviar a mi hermana mis regalos peruanos. Como soy tan buena hermana( la mejor) le prometí que le iría enviando paquetitos con regalos de los países que iba visitando así que “ engañé” a Agustín un argentino que conocí en el hostel y a la aventura de enviar mis regalos que dedicamos la mañana.
Una caja, dos inspecciones del contenido y un rollo entero de cinta de embalaje después , conseguimos precintar mi paquete( más bien lo consiguió Agustín) y enviarlo rumbo a España, ya que llegue es otra historia….
Tras tan agotador trabajo, helado de queso de nuevo y chicharrón….Una buena carga de hidratos para el trekking que me esperaba….. Y menos mal no me quedo más en Arequipa, porque light lo que se dice light no es la cocina de aquí…

Deja un comentario