Inle lake

Salimos al día siguiente a las 8 de la mañana después de desayunar, aunque yo me hubiera quedado tan a gusto , porque el hotel estaba estupendo, súper relajante,  situado en las montañas y súper fresquito, lo que se agradecía después de los mil grados a la sombra de Bagán.

Nos juntamos con nuetro grupo y caminamos 20 kilómetros, con una parada para comer de una hora, hasta el “ homestay donde dormiríamos”.Se trataba de un alojamiento muy básico, un chamizo de paja con colchones en el suelo en el que dormiríamos los 12. Como ducha un barreño de agua y un cazo.Para que luego no es creais que voy de mochilera por el mundo!

Postales que nos regala el camino

Mujeres ataviadas con la vestimenta tradicional trabajando en el campo 

Paisajr durante el trekking 

” la ducha “

Después de cenar y ponernos como el kiko, he de decir que mis mejores comidas en Myanmar han sido siempre durante los trekkings, nos tomamos unas cerves ( porque la cerveza en Myanmar es sin gluten y puedo) y pronto a la cama como los Lunnies porque tocaba madrugar para seguir caminando.

Pese a que el día anterior tuvimos muy buena suerte con el tiempo y solo llovió mientras comíamos, el segundo día no paró de llover y la verdad que trekking con niebla y por barrizales no molaba nada. Finalmente nos subimos a un camión para recorrer el último tramo porque para no ver nada no merecía la pena y según el guía el último trozo era peligroso. Y creo sinceramente que caerse rodando por el barro habría sido más agradable que viajar en ese camión con semejante repiqueteo por los baches.

” tiempazo durante el segundo día”
Una vez que llegamos a Nyanungshwe, la población más importante de Inle Lake, nos quedamos 2 días.El primero de ellos alquilamos una bici en el hotel por 1509 kyats ( 1 euro) e intentamos pedalear alrededor del lago, pero se nos hizo muy cuesta arriba y nunca mejor dicho. Con la porquería de bicis que teníamos hasta el más mínimo desnivel del terreno se asemejaba al Everest y sumado a que empezó a llover, hizo que nos diésemos la vuelta.
En el camino paramos en una bodega y Lisa hizo una “ cata de vinos”, menos mal que yo andaba medio mala y no la hice, porque siendo de la ribera del Duero, llamar vino a eso hubiera sido un sacrilegio. Y es que Myanmar no aparece en los circuitos  vinícolas según tengo entendido…. Vamos que es un país con muchas cosas que ofrecer pero vino no….
Al día siguiente lo volvimos a intentar, pero esta vez con bicis mucho mejores, de 3000 kyats( 2 euros) pero vamos que si había diferencia.
Fuimos pedaleando Kaung Daing y aunque en el camino tuvimos que parar una hora porque cayó el diluvio universal, llegamos. Esta localidad es conocida como el “ pueblo del tofu” porque producen más de 20 tipos que en un día normal se pueden degustar.
Y digo en un día normal porque había una boda y todo el pueblo estaba en la misma, así que todo gozo en un pozo.
Sin probar el tofu, nos cogimos un barco que por 3500 kyats cada una nos cruzó con nuestras bicis al otro lado del lago. Nos dejó en la población de Maing Thauk y de ahí pedaleamos de vuelta a Nyanungshwe. He de aclarar que no era posible pedalear alrededor del lago como queríamos porque está todo rodeado de pantanos, así que lo más cerca que estuvimos fue cuando lo cruzamos en el cayuco.
Esa misma noche cogíamos bus nocturno a nuestra penúltima parada, Hpa-An así que después de hacer comida- merienda- cena recogimos nuestras cosas y esperamos hasta que el tuc tuc pasó a recogernos para llevarnos al autobús. Teníamos por delante 13 maravillosas horas de bus hasta llegar a Yangoon donde haríamos transbordo para coger el bus a Hpa-An, afortunadamente no habíamos cogido bus local, sino semi- cama VIP , que costaba 20000 kyats en lugar delos 14000 de bus normal y podríamos  dormir plácidamente toda la noche. Al menos eso  pensaba yo antes de morir de hipotermia y casi no llegar a nuestra siguiente parada por culpa del aire acondicionado. Pero eso ya os lo cuento en la siguiente crónica, que por hoy creo que ya me he enrollado mucho……
Lisa con sus vinos 

Cruzando el lago de  Kaung Dang a Maing Thauk

Mang Thauk 

Maing Thauk

Deja un comentario