Flores

Una vez en tierra firme no sabía muy bien cuánto me iba a quedar en Luabanbajo ni qué iba a hacer en Flores además de bucear. Tenía una semana y tenía que “ planificar” un poco.
El primer día me lo tomé de descanso porque seguía mareadísima y lo que menos me apetecía era montarme en un barco otra vez 2 horas para ir a bucear.
Vi un anuncio de unos chicos en el hostel que buscaban “ amiguis” para compartir coche para recorrer Flores durante 3 días, así que me puse en contacto con ellos y decidí pegarme a su plan, eso sí previo cambio de mi billete de avión para estar un par de días, que como era en clase business porque estaba todo lleno, admitía cambios ilimitados ( lo que para alguien como yo es maravilloso).

Solventado ya el planning, fui a averiguar sobre el buceo y al final decidí bucear 2 días seguidos 3 veces cada uno y sacarme el advance aprovechando la coyuntura. Hay como 2000 escuelas de buceo, me decidí por Uber , no sé de que me sonaba el nombre, pero fue en la primera que entré y el dueño que era español, me lo vendió todo tan bien, que no miré más.

Dediqué 2 días a bucear, saliendo a las 7:30 y regresando sobre las 18. El primer día fuimos a Siaba Besar, Batu Bolong,y Mawan que en teoría no tenían tanta corriente y eran más seguros para mi que aún soy bastante paquetillo y solo había buceado en Filipinas, que es casi como una piscina.Cristal Rock, Castle Rock y  Cauldron el segundo, más al norte y famosos por sus fuertes corrientes, aunque para mi suerte solo las experimenté en el segundo aunque hasta tal punto que tuve que usar el palo selfie de la go- pro para ir reptando por el suelo.

Además de por  la diversidad marina que hay ( pudimos ver Manta rayas, tiburones y un millón de peces de colores, si por algo voy a recordar estos buceos, es por el tremendo colocón que me agarré en el barco….. era tal el mareo que me tocó bucear hasta arriba de biodramina y no pude cenar ni un día porque era casi aún peor al bajarse del barco…
Vamos que a mi en Indonesia no me hacen falta magic mushrooms porque ya floto sola. Así que en mi caso, salvo que vaya hasta arriba de sea sick tablets, Indonesia es incompatible con la vida humana.

 

 

Labuanbajo desde las alturas

 

 

Calles de Labuanbajo
el Advanced y con la tarjeta en mi poder queme acredita como buceadora de primera tocaba hacer turismo por Flores.
He de resaltar que soy tan buceadora de primera que pagué por mi tarjeta y ya , porque es básicamente donde reside la dificultad…., en hacer el desembolso económico y sobrevivir a los barcos, si en Filipinas son piratas, en Indonesia no se quedan atrás.
Al día siguiente nos encontramos a las 7 de la mañana, Lucy, Javi y yo en el centro con nuestro conductor elegido y un guía con los que poníamos rumbo a Kirimutu, a donde llegaríamos 2 días después.
El primer día paramos en los Spider Rice fields  en una villa tradicional Ruteng Pu uu y en un lago llamado Rana Mese para llegar a dormir a Bajawa.
Para ser sincera, aparte de las paradas técnicas, vi poco…. Porque carretera tenía más subidas, bajadas y curvas que el Dragon Khan de Port Aventura, así que nuevamente tuve que sucumbir a los efectos de la biodramina.
Spider web rice fields

 

El segundo día salimos a las 8 para ir en primer lugar a Bena Village.
2 horas después llegamos a unos hot springs( a los que yo solo entré para ir al baño) para llegar ya de noche y después de todo el día en el coche a Moni, la población más cercana al volcán.
Nos costó la vida encontrar alojamiento, porque Flores no tiene mucha infraestructura hotelera, ya que es menos turístico que otras partes de Indonesia. Encima como todos vamos a los mismos sitios y hay mucha demanda para la poca oferta, los precios están infladísimos y acabamos durmiendo en un hotel de “ tuto o muerte” pero que encima costaba 500 euros la noche ( que para Indonesia es lo que vale un riñón en el mercado negro de órganos por lo menos).
Como no había otra cosa, pues nos tuvimos que aguantar….Total nos teníamos que levantar a las 4 de la mañana para subir a ver la puesta de sol…
No cabíamos del gozo cuando Javi nos anunció que había agua caliente en la ducha, porque en Indonesia no es común y si hace calor vale, pero no era el caso( de hecho me tuve que poner mi plumas horroroso del Decathlon, que es más feo que el Fari comiendo limones, pero ha hecho su servicio con creces en este viaje).Así que toda contenta me fui a duchar, porque así de simple me he vuelto, que he pasado de los “ Birkins” a ser feliz con muy muy poco.
Pero la felicidad me duró poco, porque el agua duró 2 nano segundos, y no solo el caliente, sino en general, con lo que acabé mi ducha al estilo asiático: a cubetazos….por no hablar de la compañía, porque conmigo se ducharon un par de cucarachas, a las que también me he hecho inmune ya….
Pero todo tiene su lado “ bueno” porque al hacer el check out a las 4 de la mañana solo tuvimos que pagar la mitad ( aunque yo no hubiera pagado ni una décima parte por esa choza).
Nuestro viaje acabó con el que ha sido el amanecer más bonito en todo el viaje y además sin esfuerzo, salvo por el madrugón. En coche llegamos en media hora a la entrada del parque, y tras pagar 150000 rupias ( 10 euros), iniciamos el ascenso, que es muy sencillo y corto ( 20 minutos).
Después del amanecer nos quedamos un poco más para ver los lagos de 3 colores del parque, que cada día toman un color diferentes, pudiendo ser rojos, azules, verdes o negros…. Aunque en nuestro caso, ese día fueron “ azules sin más” pero espectaculares igualmente. Pusimos rumbo al aeropuerto de Ende, donde tomábamos un vuelo a Labuanbajo, porque no merece la pena pegarse la paliza del viaje de vuelta en coche nuevamente, más cuando encima el avión es más barato.
En el camino hicimos una última paradita, una cascada y uno de esos ríos que tanto me gustan…. Y esto de gustarme es irónico claro…. Porque para  no variar la volví a preparar, y me caí dentro…. Lo más triste, que ni alcanza la categoría de río, era más bien un charco 😂😂😂.
Aún así, nuestro conductor- ingeniero de obras tuvo que construirme un mini puente para que no volviese a caerme en el camino de vuelta.
Bena Village

 

 

 

 

 

Deja un comentario